Mondragon Assembly ha puesto en marcha un proyecto con objetivo de lograr un consumo más responsable y de tener unas instalaciones cada vez más sostenibles y eficientes. El proyecto se desarrollará en dos fases, la primera de las cuales ya ha sido puesta en marcha a principios de este año 2019, cuando Mondragon Assembly decidió instalar en su sede de Aretxabaleta 380 paneles solares producidos por sus clientes.

La segunda fase de este ambicioso proyecto se enmarca en el contexto de un proyecto de I+D europeo y consiste en la instalación de 150 m2 de BIPV (Building Integrated Photovoltaics) en la fachada de las instalaciones de Mondragon Assembly, en Aretxabaleta. Actualmente existe un alto interés en Europa respecto al desarrollo del BIPV (Building Integrated Photovoltaics) que consiste en la utilización de módulos fotovoltaicos en la fachada de los edificios. Con esta instalación, que se prevé que esté finalizada para principios de 2021, se podría llegar a generar el 18-20% de la energía producida.

Además de este ambicioso proyecto, desde Mondragon Assembly se han puesto en marcha diferentes medidas con el objetivo de alcanzar un consumo sostenible. Por ejemplo, reducir en una tonelada las emisiones de CO2 de la flota de vehículos que actualmente posee o equipar con luces LED su fábrica de Aretxabaleta.

Paneles solares realizados con líneas fabricadas por Mondragon Assembly

Uno de los negocios estratégicos del Grupo Mondragon Assembly es el de diseño y fabricación de equipos llave en mano para la producción de paneles fotovoltaicos y por este motivo, los paneles solares instalados en la parte superior del edificio son producidos por clientes que poseen equipos fabricados por Mondragon Assembly.