Skip to main content

La iniciativa de parques solares fotovoltaicas impulsada por la cooperativa Ekiola está cogiendo fuerza en la CAV y ya ha llegado a Debagoiena. Se construirán unas nuevas instalaciones en una parcela del Parque Tecnológico Garaia de Arrasate. La iniciativa creada entre el Ente Vasco de la Energía y la ingeniería promotora Krean está dirigida a las personas y familias de Leintz Bailara. Por otra parte, cabe destacar que cuenta con el apoyo de los ayuntamientos de Arrasate, Aretxabaleta, Eskoriatza y Leintz Gatzaga; Grupo Fagor; Debagoiena 2030; y el Parque Tecnológico de Garaia.  “Ekiola es una nueva apuesta por la energía renovable. La energía se producirá en Arrasate, para los habitantes de la localidad y pueblos de alrededor. Debemos apoyar este tipo de iniciativas”, subraya Aritz Otxandiano Kanpo, responsable de Sostenibilidad del Grupo Fagor. Dicha iniciativa ha sido presentada en la sede de la ingeniería promotora Krean este 14 de octubre.

En concreto, el parque solar fotovoltaico tendrá una potencia de entre 1MW y 5MW. Las socias de dicha iniciativa serán personas o familias que se adhieran a la misma. “La sistemática con la que se ha diseñado la gestión y viabilidad de estos proyectos se basa en la adquisición de una parte de la propiedad de la cooperativa por sus consumidores, con un coste equivalente al consumo energético de su vivienda”, Amagoia Barandiaran, directora de Ekiola.

El modelo local como base

Las personas que han tomado la palabra en el acto de presentación han querido subrayar el valor cooperativo de la comarca. Según dicen, eso hace que la implantación de la iniciativa en Leintz Bailara sea “especial”. “La manera de hacer es conocida en nuestra comarca, ya que Ekiola es una cooperativa. No debemos olvidar que las personas y familias que participen en ella serán socias del la misma”, comenta Maria Ubarretxena, alcaldesa de Arrasate. De la misma manera, Iñigo Ansola, director general del Ente Vasco de Energía, ha querido profundizar en ello: “Nosotros/as somos los/las que producimos la energía que posteriormente gestionaremos y consumiremos. Es una energía KM0”. Por su lado, Elena Herrarte, coordinadora de la red Debagoiena 2030, ha hecho un llamamiento a las personas de Leintz Bailara para que participen en la iniciativa. “No es un modelo cualquiera. La energía es producida en la comarca, y las instalaciones son propiedad de las personas y familias que participan en ella”, añade.

Alineada con las políticas de la Unión Europea

Es una iniciativa alineada con las políticas de la Unión Europea que se ha marcado como objetivo para 2030 que el 32% de la energía que se consuma tenga que ser de origen renovable, y tanto el autoconsumo como la creación de comunidades energéticas son modelos a adoptar para la transición a otro modelo energético. Por ello, conscientes de la necesidad de generar energía a través de tecnologías fotovoltaicas, las entidades impulsoras de la iniciativa se han comprometido a implementar los recursos necesarios para la puesta en marcha del nuevo parque solar fotovoltaico.