Skip to main content

El Grupo Fagor acaba de aprobar la estrategia de sostenibilidad Fagor 2030. Gracias a ella, la sostenibilidad cobra un papel fundamental tanto en la gobernanza como en la estrategia del Grupo. De la misma manera, Fagor ha creado un nuevo lema que lo acompañará en la nueva etapa: Working for a better future. En general, su trabajo se centrará en el objetivo de seguir siendo un grupo competitivo, innovador y democrático, cuidando a sus personas y el planeta, y queriendo reforzar el compromiso con el territorio. Por otro lado, el pilar básico en su desarrollo será la intercooperación. En concreto, el proceso de ejecución de la estrategia de sostenibilidad se basará en la colaboración con diferentes entidades, entre las que se encuentran la Corporación Mondragón, Universidades, instituciones públicas y la comunidad.

De esa manera, el Grupo Fagor se compromete a renovar el proyecto cooperativo. Así lo explica Aritz Otxandiano Kanpo, responsable de Sostenibilidad del Grupo Fagor: “Hacemos nuestros los retos que enfrenta la sociedad. Queremos conectar con las inquietudes y aspiraciones de las nuevas generaciones y, para ello, debemos actualizar nuestro proyecto cooperativo “.

Cinco ejes, una única estrategia

La estrategia de sostenibilidad Fagor 2030 se basa en cinco ejes principales y cada uno de ellos tiene sus propios objetivos estratégicos:

Quiere transformar los negocios para seguir creando empleo en el contexto de una economía digital, descarbonizada y circular. Se prevé que la digitalización y la descarbonización tengan gran impacto en la industria, por lo que, para seguir siendo competitivo, el grupo cooperativo deberá adaptar tanto los modelos de negocio y producción como la cartera de productos. Para ello, son fundamentales la innovación y la anticipación.

El Grupo Fagor quiere seguir mejorando y desarrollando su modelo democrático de gobernanza. En definitiva, su principal seña de identidad es la gobernanza democrática basada en el principio de una persona socia, un voto. Lo hace con el compromiso de seguir mejorando, entre otras cosas, dando una formación adecuada a las personas elegidas para los diferentes órganos y profundizando en una cultura cooperativa corresponsable.

Pretende crear contextos adecuados para que las personas den lo mejor de sí mismas. El grupo considera que ese es un pilar fundamental para la competitividad de los negocios y, por ello, pretende crear contextos que favorezcan la implicación y compromiso de las personas, impulsando, entre otros, el trabajo en equipo, la conciliación de la vida personal y profesional, la igualdad entre mujeres y hombres, el cuidado de la salud de las personas integrantes del Grupo o la normalización del euskera.

Para hacer frente a la emergencia climática, el Grupo Fagor pretende reducir su huella de carbono, en coherencia con los objetivos fijados en el Acuerdo de París y el Tratado Verde Europeo. “Para hacer frente a la emergencia climática y no hipotecar el bienestar de las generaciones futuras, cada cual debe de asumir sus compromisos y responsabilidades”, aclara el responsable de Sostenibilidad del Grupo.

El Grupo Fagor quiere seguir implicado en la transformación del territorio del que forma parte. El compromiso con la comunidad le ha caracterizado desde sus inicios, y así quiere que siga siéndolo también en el futuro. Para ello, a través de la estrategia de sostenibilidad Fagor 2030 y en colaboración con el resto de agentes, el Grupo Fagor seguirá implicándose en los retos del territorio, con la mira puesta en la consecución de una sociedad más autoorganizada, inclusiva y sostenible.

De cara al futuro, cambios

La estrategia de sostenibilidad Fagor 2030 marcará la trayectoria futura del Grupo Fagor. Según Otxandiano, con la aprobación de esta estrategia el Grupo ha asumido una serie de compromisos, por lo que los próximos años toca trabajar para cumplirlos: “Hemos definido compromisos, retos y objetivos. Tenemos acordado el norte y la hoja de ruta a seguir, y ahora toca empezar a recorrer el camino “. De hecho, ya ha empezado a recorrerlo. Por ejemplo, en 2020, se han elaborado memorias de sostenibilidad en la mayoría de las cooperativas del Grupo. En ellas, entre otras cuestiones, se ha medido la huella de carbono. Y gracias a estos datos, el Grupo podrá definir objetivos para reducir las emisiones de CO2.