El Grupo Fagor acaba de aprobar el reparto del fondo COFIP para la promoción educativa y cooperativa u otros fines de interés público del ejercicio 2020. Este fondo se nutre con el 10% de los beneficios anuales de sus cooperativas y tiene tres ámbitos de actuación: la promoción educativa, la promoción social y cooperativa y la distribución comunitaria. Estas han sido las bases sobre las que se ha acordado el reparto de la contribución de 2.052.890 euros. “El Covid-19 ha generado un contexto socioeconómico difícil y complejo, por lo que es más importante que nunca seguir fomentando e impulsando, desde la responsabilidad social, la educación, la acción social y los proyectos cooperativos. Son muchos los proyectos en marcha y hacen una enorme aportación a la sociedad. En la medida de lo posible, nuestra intención es continuar colaborando con ellos para salir reforzados de la crisis como sociedad”, aclara Joxean Alustiza Usandizaga, presidente del Grupo Fagor.

Promoción educativa

El Grupo Fagor continuará apoyando la promoción educativa, dando continuidad a su colaboración histórica con los agentes educativos cooperativos del Alto Deba, principalmente, gracias a la aportación realizada a la Fundación Gizabidea -325.412 euros. Hoy por hoy, hay varios proyectos en marcha en lo que al ámbito educativo se refiere, y, algunos de ellos, estarán directamente apoyados por el fondo contributivo del Grupo Fagor. Entre ellos se encuentran el nuevo edificio de la Escuela Politécnica Superior de Mondragón, el edificio Dorleta de la Facultad de Eskoriatza que HUHEZI acaba de reformar y la reforma arquitectónica de Arizmendi Ikastola -el objetivo es adaptar los edificios a su nuevo modelo pedagógico-.

Promoción social y cooperativa

Son varios los proyectos estratégicos que están en marcha en cuanto a promoción social y cooperativa se refiere. Por un lado, el Grupo Fagor da gran importancia a la recientemente presentada red de desarrollo sostenible Debagoiena 2030 -aportará 813.531 euros -. En concreto, la iniciativa surge para construir alianzas entre diferentes agentes (Universidad, instituciones públicas, empresas y agentes sociales) con la intención de dar respuesta a los retos sociales y territoriales (cambio climático, futuro del trabajo, envejecimiento, …). Desde sus inicios, el Grupo Fagor ha estado directamente implicado en la gestación y desarrollo de la iniciativa Debagoiena 2030. Muestra de su compromiso es la cuantía de la ayuda que ha destinado a dicho proyecto, además de la aportación complementaria de otros 500.000 € que ha realizado para la financiación de los primeros prototipos definidos en el marco de esta iniciativa. Esta aportación complementaria se ha realizado del Fondo de Transformación Social que dispone el Grupo y que se nutre con el 2% adicional de los beneficios anuales de sus cooperativas.

Por otra parte, seguirá dando pasos para la normalización del euskera -aportará 650.824 euros-. “Otro reto que tenemos como comunidad es el proceso de normalización del euskera, y para ello, es necesario normalizar su uso en el mundo laboral. Así lo recoge el plan estratégico de normalización del euskera que acaba de acordar el Gobierno Vasco “, ha explicado el presidente del Grupo Fagor. Cabe recordar que Fagor lleva años inmerso en el mencionado proceso de normalización, destinando anualmente una cantidad significativa del COFIP a la financiación de los planes de euskera desarrollados en las cooperativas del Grupo.

Por su parte, el Grupo Fagor seguirá profundizando en la cooperación con los países en desarrollo, con una aportación de 162.706 euros, principalmente, a través de ayudas a la Fundación Mundukide y a la asociación Garabide. La primera de ellas se centra principalmente en Mozambique y Brasil, buscando impulsar el desarrollo endógeno de sus comunidades, siempre en coherencia con la filosofía cooperativa. La segunda, trabaja con comunidades que están en proceso de recuperación de su idioma, compartiendo la experiencia en la revitalización del euskera y aprendiendo de esas comunidades. En general, el Grupo Fagor pretende incidir en el desequilibrio que hay entre el norte y el sur en cuanto a la distribución de la riqueza se refiere.

El Grupo Fagor dedicará también recursos a la intercooperación y la promoción cooperativa -100.417 euros-. Gracias a ello, apoyará distintas iniciativas del territorio vasco. En 2020 ha colaborado con Kilometroak, Herri Urrats, Nafarroa Oinez, Ibilaldia, Araba Euskaraz, Kontseilua, Topagunea y el semanario Argia. Asimismo, seguirá colaborando con los proyectos Jalgi-Dapa (20.000 euros), Bizipoza (25.000 euros), Gureak (10.771 euros) y Errigora (30.000 euros) gracias a los convenios multianuales firmados con ellos. Cabe destacar que el proyecto de apoyo a Jalgi-Dapa está por finalizar, habiendo recibido dicha iniciativa dedicada a poner en valor la producción artística euskaldun 110.000 euros como aportación del Grupo Fagor en un periodo de 3 años.

Distribución comunitaria

El fondo correspondiente a la distribución comunitaria está gestionado directamente por las cooperativas, desde donde se subvenciona a los diversos agentes locales. Para ello, las cooperativas del Grupo Fagor recibirán las correspondientes partidas derivadas de la contribución COFIP -la cuantía total para ello es de 260.330 euros-.