Fagor Arrasate organizó un acto el 3 de diciembre en el contexto del Día Internacional del Euskera. Entre otros temas, personas miembro del Comité de Euskera de la cooperativa quisieron subrayar el camino ya recorrido por el plan de euskera y la propuesta que el Grupo Fagor ha diseñado recientemente para el periodo 2021-2024. Para ello, contaron con la ayuda de Kike Amonarriz, sociolingüista y presidente de la organización Euskaltzaleen Topagunea, quien quiso hablar sobre los principales retos que debe afrontar dicho idioma.

Fue un acto dividido en tres bloques. En primer lugar, se quiso hacer un repaso del camino recorrido hasta ahora. Las personas asistentes pudieron disfrutar de un vídeo realizado por el Comité de Euskera de Fagor Arrasate. Dicho audiovisual recogió testimonios de algunos y algunas de las y los protagonistas en el ámbito. Después, se repartieron los reconocimientos relacionados con el ámbito del euskera que ya son habituales y se habló sobre algunos de los pasos que quedan por dar: Martin Laka, miembro del Consejo Rector, explicó la propuesta que la Comisión de Euskera ha elaborado para los próximos años. Finalizada dicha presentación, llegó el turno de Kike Amonarriz.

Los temas tratados por el sociolingüista y presidente de Euskaltzaleen Topagunea fueron muy diversos, aunque no quiso desviarse demasiado del discurso relacionado con los principales retos que debe y deberá afrontar el euskera. Según él, la sociedad está inmersa en una nueva fase donde las nuevas generaciones saben euskera. Por ello, abogó por reforzar los recursos del ámbito socioeconómico, “tal como se hizo con la educación”. Así, se mostró optimista de cara al futuro, entre otras cosas, por el nivel de euskera de las nuevas generaciones, por el conocimiento acumulado que hay en la normalización del euskera y por el simple hecho de que las instituciones públicas y las organizaciones que trabajan a favor del euskera hayan comenzado a dar pasos en común. “Aprovechamos esas oportunidades y seguimos adelante con ilusión. Hemos trabajado mucho, pero aún nos queda mucho por hacer”, añadió.