La apuesta de Fagor Ederlan por la innovación y sostenibilidad se refrenda en 2022. Precisamente, la cooperativa ha decidido reforzar el presupuesto destinado a reducir su impacto ambiental y desarrollar nuevas tecnologías que incidan en el aligeramiento, la reciclabilidad de materiales y la valorización de residuos, entre otras. En total, suma un presupuesto de 7,5 millones de euros -ha presentado doce planes relacionados con la innovación y la sostenibilidad que han recibido el respaldo de programas impulsados tanto por el Gobierno Vasco, como SPRI-.

Entre otras, trabaja para reducir  su huella de carbono e impacto ambiental. Estos últimos años, por ejemplo, ha trabajado para certificar todas sus plantas vascas con la ISO 14001. Además, ha recibido el respaldo del fondo para la protección del medioambiente del Gobierno Vasco en seis de sus proyectos. El presupuesto total es de 5,3 millones de euros, y el programa del Gobierno Vasco aportará 0,7 millones de euros -supone el 13% del desembolso-.

Ello permitirá poner en marcha proyectos para reducir el impacto medioambiental de la fundición de aluminio de Bergara (instalación de tratamiento de gases en el horno de aluminio y tratamiento térmico), fundición de hierro de Arrasate (línea de captación de emisiones), fundición de hierro de Eskoriatza (filtro para partículas aminas y COTs), fundición de aluminio de Eskoriatza (sistema centralizado de filtración laminar de taladrinas y sistema de tratamiento de viruta) y la fundición de hierro de Usurbil (filtro para partículas aminas y COTS).

Por otra parte, los planes de eficiencia energética, reciclabilidad de materiales y valorización de residuos se han visto reflejados en los proyectos de I+D+i. Por ejemplo, en el Hazitek 2022, Fagor Ederlan participa en seis planes: Burdint, Sopol, Paeram, Hicore, Deskar30 y Semfem, con un presupuesto de 2,3 millones de euros, que se suman a otros proyectos como el europeo Etekina, centrado en la eficiencia energética. Los trabajos buscan un mayor aprovechamiento del calor residual, la fabricación de componentes fundidos de baja huella ambiental y la valorización de residuos en materiales para construcción.

Reducción de huella

Tras calcular su huella de carbono en 2020 y 2021, Fagor Ederlan ha adoptado una serie de estrategias para reducir las 946.481 tCO2eq emitidas en 2020. Para minimizar el impacto ambiental, centra sus acciones en una mayor reciclabilidad de los materiales en sus fundiciones, aligeramiento de sus componentes, mejora del ciclo de vida, eficiencia energética, extensión de la exigencia y política de sostenibilidad en su cadena de suministro, además de acciones en el uso de fuentes de energías renovables.