Comienza el proceso para actualizar el plan estratégico del euskera del Grupo Fagor. Entre otros, en ella se especificarán objetivos de futuro. También servirá para acordar la misión y para reforzar los pasos dados en el desarrollo de las líneas estratégicas de trabajo. En concreto, el proceso ha comenzado con la charla Euskararen Iraunkortasuna helburu. Zer nolako erronkak ditugu Fagor Taldean? donde se ha dado a conocer el resultado de las reflexiones previas realizadas por la Comisión del Euskera del Grupo. En ella han participado el presidente de Euskaltzaleen Topagunea, Kike Amonarriz, y la viceconsejera de Política Lingüística, Miren Dobaran, subrayando la importancia del mundo laboral en la normalización lingüística.

Una vez presentada la iniciativa, es momento de dar comienzo a la ronda de entrevistas que se realizará con los diferentes representantes de las Cooperativas del Grupo, como gerentes, presidentes y presidentas, miembros del Consejo Social, jefes y jefas de personal y personas coordinadoras del ámbito del euskera. Para ello, el Grupo cuenta con la ayuda de EMUN. Una vez realizadas las entrevistas, el plan será abordado por los órganos del Grupo para definir el plan estratégico definitivo. Para finalizar, en otoño, se pondrá en marcha la fase de aprobación, con las correspondientes ampliaciones y comunicaciones.

El gráfico muestra el proceso iniciado para la actualización del plan estratégico del euskera:

 

Plan estratégico 2017-2020

Recién iniciado el proceso de actualización, la responsable de Gestión Social del Grupo Fagor, Leire Okarantza Ibabe, ha querido destacar el plan estratégico aprobado en 2017 y las líneas de trabajo fijadas por el mismo. «A casi dos décadas del primer plan de euskera del Grupo Fagor, se acordaron pasos para poner en valor el recorrido realizado y dar un salto cualitativo hacia la normalización del euskera». En este sentido, se definieron cuatro líneas estratégicas de trabajo: la universalización de la comprensión, la gestión de los mapas lingüísticos, la asignación de funciones propias al euskera y la comunicación y legitimación del proyecto de normalización.

El camino de los planes de euskera comenzó en la década de los 90

Tras el aumento de las iniciativas para fomentar el conocimiento y el uso del euskera en el mundo laboral, el Grupo Fagor firmó en 1998 el primer convenio para la gestión de los planes de euskera con EMUN. Y desde entonces está inmerso en su elaboración, desarrollo, actualización, adaptación, ejecución… «En este ámbito, el Grupo Fagor tiene recorrido un camino próspero. Prueba de ello son, por ejemplo, los reconocimientos de referencialidad. No obstante, para que la normalización del euskera sea real, el Grupo debe seguir trabajando. Hay inmejorables compañeros y compañeras de viaje y, en cooperación, es el momento de abordar el camino hacia la solidez y la sostenibilidad del proyecto», explica Okarantza.