La red de sostenibilidad Debagoiena 2030 ha presentado una propuesta de intervención para la transición energética, hoy, 16 de junio, en un acto celebrado en Bergara (Gipuzkoa) bajo el lema Eraginez Piztu. Dicho acto ha contado con la presencia del presidente del Grupo Fagor, Joxean Alustiza Usandizaga, quien ha tomado la palabra -el Grupo Fagor es uno de los principales impulsores de la red-.  Entre otras, ha subrayado la necesidad de trabajar por un desarrollo sostenible: “Los agentes socioeconómicos, las empresas, trabajamos para el desarrollo del territorio. Somos conscientes de que este desarrollo debe ser necesariamente sostenible. No podemos limitarnos a objetivos de corto plazo”. Junto a él, han tomado la palabra representantes de los ayuntamientos de Arrasate y Bergara, de la escuela pública de Oñati y del Ente Vasco de Energía. El acto de presentación también ha contado con la presencia de otras personas representantes de entidades públicas y privadas que participan en la red de sostenibilidad.

Debagoiena 2030 trabaja para que Debagoiena sea una comarca inteligente, inclusiva y climáticamente neutra, para lo cual se ha marcado como prioridad el reto de la transición energética. Entre los factores que provocan el cambio climático, destaca el modelo energético basado tanto en combustibles fósiles como en niveles intensivos de consumo. “No tenemos mucho tiempo para hacer frente a los factores que generan la crisis ecológica. La próxima década será clave en esa labor”, explica Aritz Ameztegi Elola, coordinador de proyectos de Debagoiena 2030.

Además, ha ofrecido datos para ratificar su discurso. Por un lado, ha recordado la investigación realizada en 2017 por Bagara de la mano de LKS. Esto evidenció que el nivel de emisiones de CO2 que correspondía a la población de Debagoiena en 2014 era superior al de la población de los territorios vecinos -equivalía al valor que correspondía al tercer territorio con mayor emisión de Europa-. Por otro lado, basándose en el dato de 2019 ofrecido por Udalsarean, Ameztegi ha explicado que el 94,8% de la energía que se consume en Debagoiena proviene de territorios que se encuentran fuera de los límites de Debagoiena, señalando el bajo nivel de soberanía energética de la comarca -5,2%-.

Por ello, Debagoiena 2030 busca impulsar iniciativas para cambiar la situación actual, para lo cual ha elaborado ocho propuestas de intervención estos últimos meses: Debagoiena Eraberritzen (estrategia conjunta para la promoción de rehabilitaciones), Birgaitzen (mejora del confort doméstico a precios asequibles), Erregulazio Eraldatzailea (ordenanzas de transición energética), Energia Denontzat (iniciativa para la integración de la inclusión social en el ámbito energético), Tokiko Energia Berriztagarrien Laborategia (comunidad para aprender de experiencias locales), Ikastetxe-klik (empoderamiento de las entidades educativas en el ámbito de la energía), Debagoiena 2030 Aukera Energetikoak (estudio de posibles iniciativas energéticas para el 2030) y Energia Adierazleak (sistema para dimensionar la transición energética y monitorizar la evolución). A día de hoy, dichas iniciativas cuentan con la participación de 50 agentes y una inversión de 350.000 euros.

Intercooperación público-privada

La red Debagoiena 2030 está formada por agentes públicos y privados de la comarca, lo que ofrece oportunidades de colaboración público-privada. Teniendo en cuenta la naturaleza de los retos que se plantean, el presidente del Grupo Fagor menciona la importancia de la intercooperación: “Debemos afrontar retos importantes de nivel mundial. En esa labor, es importante actuar colectivamente, basándonos en un modelo intercoopertivo, para que la respuesta sea más eficaz y completa”. Debagoiena 2030 impulsa la intercooperación entre instituciones públicas -algunos ayuntamientos de Debagoiena, entre ellos-, empresas, centros educativos y otros agentes.

Asimismo, Alustiza ha hablado de la importancia de fomentar la sostenibilidad, y lo ha relacionado con el compromiso que el Grupo Fagor tiene adquirido desde sus inicios con la comunidad y el territorio del que forma parte. “El Grupo Fagor nació queriendo trabajar con y por la comunidad. Esa idea sique intacta. Participando en red Debagoiena 2030, da un paso más en la labor de trabajar por una comarca inteligente, inclusiva y climáticamente neutra”, ha aclarado.

El grupo cooperativo también ha dado pasos internos por la sostenibilidad. Concretamente, en 2021, desarrolló el plan de sostenibilidad Fagor 2030, queriendo impulsar la competitividad y la innovación, la gobernanza democrática, el cuidado de las personas, el compromiso con el planeta y la comunidad. “Es importante que cada cual asuma los compromisos que le corresponden, en el ámbito que le corresponda”, ha subrayado el presidente del Grupo Fagor.