El centro de innovación y emprendimiento HIREKIN comienza su andadura con el acto celebrado este mismo lunes para simbolizar la colocación de la primera piedra del edificio que dará forma a la iniciativa. El centro, que cuenta con un presupuesto de 8 millones de euros, pretende ser instrumento para la descarbonización y digitalización de la industria y, para ello, entre otras, contará con una ayuda de 2 millones de euros proveniente de la Fundación Gizabidea y el Grupo Fagor. “La educación es fundamental para el empoderamiento de la sociedad. Así lo entendió Jose María Arizmendiarrieta hace ochenta años, cuando trabajaba para que todas las personas jóvenes de la comarca pudieran acceder a la educación. El proyecto que estamos presentando hoy es un nuevo eslabón de una larga cadena”, ha explicado Joxean Alustiza Usandizaga, presidente de la Fundación Gizabidea y del Grupo Fagor. Se prevé que la obra finalice a mediados de 2024.

El acto de este lunes ha contado con numerosa representación de instituciones públicas de Arrasate, Gipuzkoa, CAV y el Estado Español, y cooperativas de la Corporación Mondragon. Concretamente, ha comenzado con la presentación del propio centro HIREKIN y declaraciones de varios y varias representantes. Acto seguido, se han introducido diversos objetos de gran valor simbólico en la caja que se colocará en la base del nuevo edificio como símbolo de la primera piedra. El presidente de Gizabidea y el Grupo Fagor ha sido el encargado de introducir un cartel del musical Hazia y así hacerle un guiño tanto a Jose María Arizmendiarrieta, como a la Experiencia Cooperativa de Arrasate.

Nuevos pasos hacia la sostenibilidad

El edificio de 6.000 metros cuadrados, que se ubicará en el barrio de Uribarri de Arrasate (Gipuzkoa), tiene de base el emprendimiento industrial y tecnológico, la digitalización y la sostenibilidad, y pretende ayudar a dar una respuesta adecuada a los retos del futuro. Además, HIREKIN será un espacio donde la sociedad pueda participar y, en colaboración con diversas empresas y agentes que impulsarán la innovación y el emprendimiento, contribuirá a una transformación industrial más sostenible y justa, buscando, entre otras cosas, nuevas soluciones para reducir las emisiones industriales y actividades económicas que respeten los objetivos medioambientales.

Además, HIREKIN obtendrá el certificado ERAS de edificación sostenible, pues en su construcción se usarán materiales reutilizables y biodegradables. El nuevo edificio contará con placas solares, sistemas inteligentes para mejorar la eficiencia energética, soluciones para la eficiencia hídrica y el cierre del ciclo de agua, y sistemas de recuperación de calor de las instalaciones industriales de la zona.